Carmen Morales

El pastor Mike Morales y la pastora Carmen Morales sostienen los regalos navideños que se han recolectado y ayudarán a su vecindario a celebrar una Navidad más brillante.

Una familia que necesita comida, un padre soltero que ahora está desempleado, niños que no tienen suficiente ropa. Estas son algunas de las historias que suelen llegar a los oídos de los esposos Carmen y Mike Morales.

Los Morales son pastores en In The Light Ministries Southeast., 800 New Holland Ave., en Lancaster.

Y con tantas familias sin otra opción que quedarse en casa alejados de sus familiares, algunas que han perdido trabajos, otras que han perdido amigos y familiares a causa del COVID-19 y no pueden reunirse con personas fuera de su hogar, renunciar a esta temporada de fiestas es una gran tentación.

“Pero es importante encontrar alegría y significado en medio de esta pandemia”, Carmen Morales, 48, dijo. "Así que decidimos hacer algo por nuestros vecinos, queremos bendecir a nuestros vecinos esta Navidad".

Con la ayuda de voluntarios de su iglesia, algunos vecinos y socios de la comunidad, que desean permanecer en el anonimato, los Morales se han asegurado de que todas las precauciones de seguridad sean observadas y un surtido de regalos este disponible cuando celebren Blessings en Palm Street, el martes 22 de diciembre en la cuadra 500 de la calle Palm. La celebración navideña se llevará a cabo a partir de las 6 p.m. a las 8 p.m.

“Queremos que esto sea un recordatorio de que podemos superar la adversidad juntos, tener un momento de celebración y disipar parte del estrés creado por la pandemia”, dijo Carmen Morales.

Blessings on Palm Street es un tipo de evento en el que los invitados pueden pasar por diferentes estaciones o porches, mientras mantienen la distancia social y participan de lo que se ofrece. Se requieren cubiertas faciales.

“Cada portico tendrá algo que ofrecer”, dijo Morales. "Desde galletas dulces, café y chocolate caliente hasta cajas de comida, villancicos en inglés y español, bolsas de manualidades y rifas, habrá algo para todos".

Los obsequios y premios incluyen juguetes, medias de Navidad con regalos, bicicletas, TV, microondas, tarjeta de regalo de supermercado, 125 cajas de comida y numerosos obsequios para niños. Todo sin costo alguno para los participantes.

“Dios puso esto en nuestros corazones y, aunque el proceso sea diferente debido a la pandemia, nuestro objetivo sigue siendo el mismo”, Mike Morales, 61, dijo. “Esperamos relacionarnos con nuestros vecinos, para hacerles saber que los vemos y entendemos sus necesidades. Este es el trabajo de Dios… nosotros somos solo el vehículo”.

What to Read Next