Ucrania detiene buque petrolero ruso anclado en el mar Negro

ARCHIVO - En esta fotografía tomada el domingo 25 de noviembre de 2018 se muestra un buque ruso bajo un puente en el estrecho de Kerch cerca de Kerch, Crimea.

MOSCÚ (AP) — Ucrania detuvo un buque petrolero ruso anclado en el mar Negro en una medida que podría socavar un muy esperado intercambio de prisioneros entre ambos países, informaron autoridades ucranianas el jueves.

El Servicio de Seguridad de Ucrania, también conocido como SBU, dijo en un comunicado que detuvo el buque ruso anclado en el puerto ucraniano el miércoles. Las autoridades indicaron que el navío fue utilizado en un operativo para impedir que barcos ucranianos navegaran por el estrecho de Kerch, entre los mares Negro y de Azov, en noviembre del año pasado. En ese entonces, Rusia alegó que las embarcaciones traspasaron sus aguas territoriales.

La tripulación de 10 miembros del buque ruso estaba autorizada para desembarcar y abandonar Ucrania dado que no estuvieron involucrados en el incidente de noviembre, dijo Tatyana Moskalkova, la comisionada rusa de los derechos humanos.

Los buques rusos dispararon contra y detuvieron navíos ucranianos en el estrecho de Kerch el 25 de noviembre del año pasado. Kiev ha insistido en que los barcos estaban en aguas internacionales cuando Rusia los interceptó.

Autoridades de ambos países, cuyas relaciones ya eran tensas, dijeron hace unas semanas que estaban preparando un importante intercambio de prisioneros que incluiría a los 24 navegantes ucranianos que fueron detenidos en noviembre.

Las Naciones Unidas no pudieron verificar de manera independiente las circunstancias en torno al incidente, pero “reiteramos la necesidad de abstenerse de cualquier intensificación de acciones o retórica”, señaló Farhan Haq, portavoz adjunto de la ONU.

La oficina del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy no comentó de momento sobre el incidente, pero autoridades rusas protestaron por la detención del barco petrolero, y dijeron que arriesgaba el intercambio de prisioneros.

“Son noticias muy tristes”, dijo el jueves el viceministro ruso de Exteriores Grigory Karasin a la agencia de noticias estatal RIA Novosti. “Alguien en Kiev quiere un duro retroceso a su propia provocación el 25 de noviembre”.

El SBU sigue estando bajo el mando de un aliado del expresidente de Ucrania Petro Poroshenko.

Zelenskiy se puso al teléfono con el presidente ruso Vladimir Putin a principios de mes en la primera conversación entre los dos desde que Zelenskiy ocupó el puesto en mayo. El mandatario ucraniano, quien era un popular comediante antes de ganar la elección de abril, hizo de la liberación de los prisioneros ucranianos en Rusia una de las principales prioridades de su presidencia.

Copyright 2019 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.