Fundador de WikiLeaks enfrenta nueva acusación en EEUU

En esta imagen del 1 de mayo de 2019, las fachadas de los edificios se reflejan en una ventana mientras el fundador de WikiLeaks Julian Assange es retirado de una corte en Londres.

WASHINGTON (AP) — El fundador de WikiLeaks intentó reclutar hackers en conferencias de Europa y Asia para que suministraran información confidencial a su sitio web, incluyendo secretos militares, y conspiró con miembros de organizaciones de hackers para obtener secretos gubernamentales, según una nueva acusación formal anunciada por el Departamento de Justicia el miércoles.

La nueva imputación, que sustituye a la anterior, no contiene cargos adicionales a los 18 que difundió el Departamento de Justicia el año pasado. Sin embargo, los fiscales aseguran que pone de relieve las labores de Assange para obtener y difundir información confidencial, acusaciones que representan la base de los cargos penales en su contra.

Además del reclutamiento de hackers en las conferencias, la imputación acusa a Assange de conspirar con el líder de LulzSec, una agrupación de hackers, a los que solicitó que le proporcionaran documentos y bases de datos. Los fiscales señalan que Assange también publicó en su sitio web emails obtenidos durante un hackeo a una compañía consultora de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos perpetrado por un miembro vinculado a LulzSec y a “Anonymous”, otra agrupación de infiltración digital.

El abogado de Assange, Barry Pollack, dijo en un comunicado que “la incesante persecución del gobierno contra Julian Assange significa una grave amenaza a los periodistas de todas partes y al derecho del público a saber”.

“Aunque la imputación del día de hoy es un nuevo capítulo en el intento del gobierno de Estados Unidos de persuadir al público de que su persecución de Julian Assange se basa en algo más que la publicación de información noticiosa confiable, la denuncia formal sigue acusándolo de violar la Ley de Espionaje basándose en las publicaciones de WikiLeaks en las que expone los crímenes de guerra cometidos por el gobierno de Estados Unidos", añadió Pollack.

Assange fue arrestado el año pasado después de ser expulsado de la embajada ecuatoriana en Londres y actualmente es el eje de una disputa sobre si debe o no ser extraditado a Estados Unidos.

El Departamento de Justicia lo acusó el año pasado de confabular con la exanalista de inteligencia del Ejército Chelsea Manning en una de las mayores vulneraciones de información confidencial en la historia de Estados Unidos.

La dependencia asegura que el fundador de WikiLeaks dañó la seguridad nacional al publicar cientos de miles de documentos confidenciales, incluyendo cables diplomáticos y archivos militares sobre las guerras en Irak y Afganistán, que perjudicaron a Estados Unidos y sus aliados, y ayudaron a sus adversarios.

Assange sostiene que desempeñaba labores periodísticas protegidas por la Primera Enmienda. Sus abogados han argumentado que los cargos federales de espionaje y uso indebido de computadoras tienen un trasfondo político y constituyen un abuso de autoridad.

Assange generó enorme atención durante las elecciones presidenciales de 2016, y en investigaciones posteriores, después de que WikiLeaks publicara correos electrónicos que fueron robados a demócratas y que, según las autoridades, fueron obtenidos ilícitamente por funcionarios de inteligencia militar de Rusia.

Una pesquisa del fiscal especial Robert Mueller reveló la manera en que allegados a la campaña del presidente Donald Trump ansiaban la difusión de dichos emails, y uno de los aliados de Trump, Roger Stone, fue encontrado culpable el año pasado de mentir sobre los intentos del actual mandatario por obtener información interna sobre los documentos. Sin embargo, Assange nunca fue acusado formalmente como resultado de la investigación de Mueller.

Los señalamientos en la nueva acusación se centran en conferencias realizadas en 2009 en Holanda y Malasia en las que, según la fiscalía, Assange y uno de sus socios en WikiLeaks intentaron reclutar hackers que pudieran acceder a información confidencial, incluyendo material de una lista de las “Filtraciones Más Buscadas” publicada en la página web de WikiLeaks.

De acuerdo a la nueva acusación, les dijo a los posibles candidatos que estaban exentos de responsabilidad legal por sus acciones, a menos que pertenecieran al Ejército de Estados Unidos.

Durante una conferencia en Malasia, llamada “Conferencia de Seguridad Hack in the Box", Assange dijo a los asistentes: “Yo fui un hacker adolescente famoso en Australia, he leído emails de generales desde que tenía 17 años”.

Copyright 2020 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido sin permiso.