Vacunación contra COVID en África, muy lejos de las metas

En esta imagen del 28 de julio de 2021, un trabajador de salud administra una dosis de la vacuna de Johnson & Johnson contra el coronavirus en el vecindario de Medina, en Dakar, Senegal.

GINEBRA (AP) — La Organización Mundial de la Salud y sus aliados señalaron el martes que, para febrero, esperan haberle proporcionado a África alrededor del 30% de las vacunas contra el COVID-19 que el continente requiere, quedándose muy lejos del objetivo del 60% de vacunación que los líderes africanos esperaban alcanzar este año.

En conferencia de prensa, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que la enorme disparidad en las tasas de vacunación entre países ricos y pobres es un “problema solucionable”, y reiteró su llamado a las compañías farmacéuticas a que den prioridad a la iniciativa de Naciones Unidas conocida como COVAX, un programa diseñado para compartir vacunas con todo el mundo.

Sin embargo, las farmacéuticas — incluidas Pfizer-BioNTech y Moderna — no han dado señales de querer cambiar su táctica actual, la cual gira en torno a convencer a los países ricos y sus reguladores para autorizar dosis de refuerzo.

La semana pasada Tedros hizo un llamado a una “moratoria” al uso de refuerzos en poblaciones saludables hasta el final del próximo año. Países como Israel, Francia y Alemania ya comenzaron a administrar la tercera dosis de la vacuna a ciertas personas, y el Reino Unido anunció el martes sus planes de aplicar refuerzos a todos los mayores de 50 años y a otros más jóvenes que puedan ser más vulnerables al COVID-19.

En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus iniciales en inglés) debatirá públicamente el tema de los refuerzos esta semana. En un artículo de opinión publicado el lunes, dos altos funcionarios de la FDA y científicos de la OMS escribieron en la revista Lancet que la persona promedio no requiere de una dosis de refuerzo.

A la fecha, menos del 4% de la población africana cuenta con el cuadro completo de vacunación, y la mayoría de las 5.700 millones de dosis aplicadas a nivel mundial se han administrado en tan sólo 10 países ricos.

COVAX ha alcanzado muy pocos de sus objetivos y ahora recurre a implorarle a las naciones ricas que compartan dosis de la vacuna.

El doctor Seth Berkley, director general de la alianza de vacunas Gavi, dijo que COVAX espera tener 1.400 millones de dosis listas para su entrega a finales de este año, casi un 25% de su objetivo original.

El presidente de Afreximbank, Benedict Oramah, advirtió que las dosis de refuerzo en África requerirían de entre 500 y 600 millones de dólares adicionales, “siendo conservadores”, y de incluirse el costo logístico, la cifra aumentaría a 1.000 millones de dólares anuales.

Strive Masiyiwa, enviado de la Unión Africana para las vacunas contra el COVID-19, también pidió restringir las exportaciones y que se levanten los derechos de propiedad intelectual para permitir que se fabriquen las vacunas dentro del continente.

En junio, la OMS y sus aliados abrieron un centro en Sudáfrica con el objetivo de transferir la tecnología necesaria para elaborar las vacunas producidas por Pfizer-BioNTech y Moderna, pero ninguna de esas compañías ha accedido aún a compartir sus fórmulas.

“No es pedir demasiado, porque nuestros vecinos en Estados Unidos respaldaron a estas compañías para producir algunas de estas vacunas”, dijo Masiyiwa. “Ahora permitan que el milagro esté disponible para toda la humanidad”.

What to Read Next

Copyright 2021 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido sin permiso.