LISBOA (AP) — Soldados conducían camiones cisterna el martes para repartir gasolina en Portugal en la segunda jornada de una huelga de camioneros por tiempo indeterminado para reclamar aumentos de salarios.

Agentes policiales también efectuaban entregas, cuando alrededor de 500 de las 3.000 gasolineras del país habían agotado sus existencias.

El gobierno emitió una orden para permitir el uso del ejército. También ha aplicado una medida legal raramente invocada que permite condenar con hasta dos años de prisión a los huelguistas que no entreguen diariamente un volumen mínimo de combustible dispuesto por el gobierno.

El gobierno anunció las medidas el lunes por la noche al determinar que los aeropuertos internacionales y las gasolineras en la región del Algarve, que recibe 1 millón de turistas en agosto, no recibían las provisiones estipuladas.

Copyright 2019 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.