FRÁNCFORT, Alemania (AP) — El papa emérito Benedicto XVI visitó el sábado su antigua casa cerca de Ratisbona, Alemania, saludó a antiguos vecinos y oró en la tumba de sus padres, como parte de un viaje a sus otrora lugares favoritos para estar con su hermano, el reverendo Georg Ratzinger, de 96 años, que se encuentra gravemente enfermo.

La televisión pública bávara mostró imágenes del pontífice retirado, de 93 años, cuando llegaba a una casa en una camioneta tipo van adaptada para transportar una silla de ruedas en medio de una hilera de policías. Benedicto XVI sonrió y saludó a un pequeño grupo de simpatizantes y se dirigió a orar a las tumbas de su madre, padre y hermana, según la agencia noticiosa dpa.

Joseph Ratzinger dio clases en la Universidad de Ratisbona de 1969 a 1977 antes de que lo nombraran arzobispo de Múnich. La casa en Pentling, cerca de Ratisbona, que construyó en 1969, es ahora un centro de reunión y documentación del Instituto Papa Benedicto XVI, encargado de conservar y poner disponibles su vastos textos. El instituto indicó en su página web que la ocasión anterior que el pontífice visitó su antigua casa fue en 2006.

Benedicto XVI también visitó a su hermano, Georg Ratzinger, quien vive en un apartamento. Georg Ratzinger fue mucho tiempo maestro del coro en Ratisbona y ambos fueron ordenados sacerdotes el mismo día en 1951.

La diócesis de Ratisbona informó que Benedicto XVI llegó el jueves y permanecería al menos hasta el lunes.

El papa emérito ha vivido en un monasterio en el complejo del Vaticano desde poco después de su retiro en 2013, una decisión que conmocionó al mundo católico. Elegido al papado en 2005 como sucesor de San Juan Pablo II, Ratzinger se convirtió en el primer pontífice en 600 años en renunciar a su cargo. Le sustituyó el actual papa Francisco.

Copyright 2020 The Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido sin permiso.