SP Anna Ramos 1 (copy)

Anna Ramos es la directora de iniciativas comerciales de la Cámara de Comercio de Lancaster.

Los ojos de Anna Ramos se iluminan cuando ella habla de ampliar los esfuerzos que ya existen en nuestra comunidad para ayudar a los adultos y jóvenes a mejorar sus habilidades y aumentar sus oportunidades de empleo. Es su trabajo diario como directora de iniciativas comerciales en la Cámara de Comercio de Lancaster, una posición que Ramos ha ocupado desde 2016.

"Trabajo con individuos y empresas para comprender sus necesidades y crear un conducto de ayuda que pueda satisfacer esas necesidades", dice Ramos.

Ramos, de 43 años, se enfoca en identificar los sectores donde hay crecimiento en el área de empleo mientras cultiva relaciones con los empleadores locales e identifica otros recursos para el desarrollo de la fuerza laboral.

"Me emociono mucho", dice Ramos. "Estamos a punto de crear una coalición de trayectoria profesional para reunir todo el trabajo relacionado con la fuerza laboral bajo un plan común", dice ella.

¿Qué la mantiene haciendo lo que hace día tras día?

"Ir al trabajo todas las mañanas y ayudar a las personas a encontrar oportunidades de empleo y qué tipos de carreras están disponibles", dice Ramos.

Es un sentimiento que disfruta y revive aun en sus momentos de tranquilidad, que se han convertido en algo un poco más frecuente.

Ramos perdió a su madre tras una larga batalla contra el cáncer el pasado mes de mayo.

"Yo era su única cuidadora. Siempre estuve ocupada con ella, mis hijos y mi esposo mientras mantenía un trabajo de tiempo completo", dice Ramos.

Sin la responsabilidad de tener que cuidar de su madre, y ahora que sus hijas adultas ya están fuera de la casa, la rutina diaria en el hogar de los Ramos es mucho más tranquila en estos días.

 “Ahora tengo más tiempo para lanzarme de lleno a mi carrera. Estoy tratando de resolver las cosas," dice Ramos.

Ciudad de origen: Lancaster

Familia: Esposo, Freddy, hijas de Angilee, 25, Melissa, 23, Helena, 19 y nieto, Mason, 5.

De niña quise ser: Una maestra. Me encanta armar planes de lecciones y el concepto de enseñar cosas nuevas a la gente. Lo nutro enseñando la escuela dominical en mi iglesia.

Primer trabajo: Fui asistente del comedor en Brethren Village Nursing Home durante mis años de escuela secundaria.

Consejo que doy con frecuencia: La paciencia es una virtud. Nuestro mundo es tan acelerado ... a veces la paciencia es justo lo que necesitamos.

El mejor consejo que he recibido: Solo preocupate por lo que puedes controlar y sobre lo cual tienes influencia. Es algo que un ex supervisor y mentor solía decirme todo el tiempo.

Me gustaría cenar con: Michelle Obama. Me gustaría hablar con ella sobre cómo logró ser una esposa tan solidaria, mientras que al mismo tiempo criaba a sus dos niñas.

La mejor parte de mi día: Mientras conduzco al trabajo por la mañana, tomo tiempo para buscar una taza de café e incorporarme poco a poco al resto del día.

Estoy tratando de mejorar en: Cuidar de mi misma. Nunca me tomo un tiempo para mí.

Libro favorito: "Los Cuatro Acuerdos" de Don Miguel Ruiz. El autor habla de cuatro principios para vivir una vida feliz, centrada y enraizada.

Algo que siempre encontrarás en mi refrigerador: Jugo de naranja.

El mejor lugar de vacaciones: Me encanta la playa, especialmente los Outer Banks.

Quiero ir a: Italia. Quiero pasar tiempo en la región Toscana.

Placer culpable: Un masaje corporal.

Tres palabras que me describen: Soy compasiva. Soy fiel, es una gran parte de quién soy y no habría podido criar a tres niñas y mantener un matrimonio de 25 años sin mi fe. Creo que también soy alguien con quien es divertido estar. Siempre trato de darle menos preocupación a cada situación y, por el contrario, vivir el momento.