Fireworks

Metro Creative Connection

El Cuatro de Julio está a la vuelta de la esquina y es posible que esté haciendo planes para reunir a familiares y amigos para la gran celebración del Día de la Independencia.

Si sus festividades incluyen fuegos artificiales, proceda con precaución.

Los fuegos artificiales son una forma divertida de celebrar fiestas especiales y otros eventos, pero causan miles de lesiones cada año, según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios.

"Si bien los fuegos artificiales pueden ser una tradición divertida de verano, también pueden ser peligrosos cuando no se usan de manera segura", dice Jacqueline Brysacz, una enfermera práctica de familia en Lancaster Health Center.

Los fuegos artificiales causan el mayor daño a sus manos, cara y ojos. Los niños son especialmente vulnerables a una pérdida permanente ya que sus dedos y manos son tan pequeños.

Cada año, hasta 400 estadounidenses pierden la visión de forma permanente en uno o ambos ojos debido a lesiones causadas por fuegos artificiales, y más de la mitad de todas las lesiones oculares relacionadas con fuegos artificiales ocurren el 4 de julio, según los expertos de la Sociedad Americana del Trauma Ocular.

Los fuegos artificiales inician más de 18,500 incendios informados anualmente, informa la NFPA.

Lo que dice la ley de Pensilvania

Pensilvania cambió recientemente su ley de fuegos artificiales, y algunos municipios del Condado de Lancaster ahora tienen reglas diferentes con respecto a cómo se usan los fuegos artificiales.

En respuesta a la ley estatal, la ciudad de Lancaster aprobó una ordenanza el año pasado por la que ahora es ilegal disparar fuegos artificiales en cualquier propiedad de la ciudad, dejando pocos lugares que son propiedad privada y al mismo tiempo están a 150 pies de las estructuras ocupadas.

Consulte con su municipio para obtener más información sobre las ordenanzas locales que debe seguir.

Cualquier persona mayor de 18 años puede comprar y usar fuegos artificiales de "calidad para el consumidor" que incluyen petardos, velas romanas, cohetes de botella y dispositivos similares que no tengan más de 50 miligramos de material explosivo.

Mientras tanto, los "fuegos artificiales de exhibición", que se utilizan en espectáculos y contienen más de dos granos o 130 miligramos de materiales explosivos, y los depósitos aéreos de calidad profesional que contienen más de 60 gramos de composiciones pirotécnicas solo pueden ser utilizados por profesionales con un permiso del municipio donde tendrá lugar la exposición.

Violar la ley estatal conlleva una multa de hasta $100.

Si elige usar fuegos artificiales

Si bien la mayoría de las personas reconoce que los grandes fuegos artificiales son peligrosos, algunos tienden a subestimar el poder de los explosivos más pequeños.

"Es importante que a los niños no se les permita encender los fuegos artificiales por sí mismos y que todos los fuegos artificiales, incluidas las bengalas, se usen bajo la supervisión de un adulto", dice la Dra. Jennifer Brubaker, una proveedora de atención médica en LHC.

Estos dispositivos no son necesariamente más seguros. De hecho, representan la mayoría de las lesiones relacionadas con los fuegos artificiales. Las bengalas se calientan a más de 1200 grados Fahrenheit y pueden causar lesiones incluso cuando están alejadas de todos. Pueden prender fuego rápidamente a la ropa, y los niños han sufrido quemaduras graves al dejar caer chispas en sus pies.

"Esto es especialmente cierto para los juerguistas más jóvenes. También se recomienda disfrutar de exhibiciones de fuegos artificiales profesionales y no recomendamos exhibiciones personales dado los riesgos de uso incorrecto, ya que a menudo pueden provocar quemaduras y, en algunos casos, incluso la muerte ", dice Brysacz.

Si los fuegos artificiales de los consumidores son legales para comprar en el lugar donde vive y decide utilizarlos, asegúrese de seguir los siguientes consejos de seguridad para evitar el riesgo de lesiones:

  • Nunca permita que los niños manejen fuegos artificiales.
  • Nunca use fuegos artificiales si está bajo la influencia del alcohol, una sustancia controlada u otra droga.
  • Use gafas protectoras si está usando fuegos artificiales o si está parado cerca de ellos.
  • No permita que se fume ni que hayan llamas cerca del área donde guarda los fuegos artificiales o del área de lanzamiento.
  • Nunca encienda o descargue fuegos artificiales en una propiedad pública o privada sin el permiso expreso del dueño de la propiedad.
  • Siempre descargue fuegos artificiales a más de 150 pies de distancia de las estructuras ocupadas, ya sea que haya una persona dentro o no en ese momento. Solo úselos lejos de personas, casas y material inflamable.
  • Nunca los descargue desde o dentro de un vehículo motorizado o edificio, o hacia un vehículo motorizado o edificio.
  • Nunca apunte o lance fuegos artificiales a otra persona.
  • Solo encienda un dispositivo a la vez y mantenga una distancia segura después de que lo encienda.
  • Nunca encienda los dispositivos en un recipiente.
  • No intente volver a encender o manejar fuegos artificiales que funcionaron mal y que se encendieron, pero no explotaron o se descargaron de inmediato, ya que aún pueden estar activos.
  • Remoje los fuegos artificiales gastados y no usados en agua durante unas horas antes de desecharlos.
  • Mantenga un balde de agua cerca para extinguir los fuegos artificiales que no se apagan o en caso de incendio.
  • Nunca use fuegos artificiales ilegales.

Explosivos ilegales

Si utiliza fuegos artificiales, asegúrese de que sean legales. Los explosivos ilegales son peligrosos debido a su composición e imprevisibilidad. Algunos indicadores de que un dispositivo puede ser un explosivo ilegal son:

  • Se parece a un rollo de monedas con un fusible.
  • Consiste en un tubo de cartón o un elemento de forma extraña envuelto en papel marrón y lleno de un material explosivo. Es de color rojo, plata o marrón.
  • Puede tener una longitud de 1 a 6 pulgadas y un diámetro de hasta una pulgada o más.
  • Se vende en la calle o en la parte trasera del vehículo de alguien.

Alternativas más seguras para los niños

Aún puede hacer brillar su celebración del Cuatro de Julio usando las siguientes alternativas más seguras, especialmente alrededor de los niños. Son fáciles de usar y están disponibles en los colores patriótico rojo, blanco y azul para darle a su evento un toque festivo.

  • Barras luminosas
  • Burbujas que brillan en la oscuridad
  • Globos LED
  • Poppers de confeti patrióticos
  • Serpentinas en aerosol que resplandecen en la oscuridad
Fuente: Policía del Estado de Pa, Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), Asociación Nacional de Protección contra Incendios, Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos, Consejo Nacional de Seguridad, Sweetyhigh.com