SP Homeownership

METRO CREATIVE CONNECTON

Para hacer realidad tu sueño de comprar una casa, deberás seguir una serie de procedimientos que incluyen trabajar con prestamistas, agentes inmobiliarios y vendedores.

Desde elegir una hipoteca hasta cerrar un préstamo, ¿cómo sabes que estás listo?

Aquí hay algunos pasos a considerar:

Prepara tu crédito. Revisa tu informe de crédito. Los puntajes de crédito tienen un impacto directo en las tasas de interés hipotecarias. Aún puedes calificar para ciertos préstamos si tu puntaje es inferior a 680, pero debes tratar de mantener un puntaje de 700 o más para pagar las tasas más bajas.

Conoce bien tu objetivo. Una discusión sobre gastos, ahorros, deudas y crédito te ayudará a tomar decisiones sobre lo que puedes pagar, cuánto necesitas ahorrar y si necesitas hacer algo para mejorar tu puntaje de crédito.

Obtén una aprobación previa para una hipoteca. Esto te dirá cuánto el prestamista te permitirá pedir prestado antes de que comiences tu búsqueda de casas.

Elige la hipoteca correcta. ¿Quieres una hipoteca de 10 años, 20 años o 30 años? ¿Tarifa fija o ajustable? ¿Préstamo convencional o respaldado por el gobierno? No pidas prestado más de lo que puedes manejar.

Investiga los prestamistas y opciones de préstamos. No asumas automáticamente que la institución bancaria donde mantienes una cuenta corriente es el mejor lugar para obtener un préstamo. Identifica un prestamista que tenga una amplia gama de opciones de préstamos hipotecarios, incluidas hipotecas de pago inicial bajo, y que esté dispuesto a brindarte orientación personalizada.

Envía tu solicitud. Deberás enviar tu información financiera más reciente.

  1. Formularios W-2 de los últimos dos años
  2. Recibos de pago de los últimos 30 días
  3. Declaraciones de impuestos federales de los últimos dos años
  4. Prueba de otras fuentes de ingresos
  5. Estados de cuentas bancarias recientes
  6. Detalles sobre deudas a largo plazo, como préstamos para automóviles o estudiantes
  7. Identificación y número de seguro social

Ten listo tu pago inicial. La mayoría de los prestamistas buscan un pago inicial del 20% o más en un préstamo convencional, pero hay opciones en las que puedes pagar mucho menos. Si no has ahorrado dinero para el pago inicial, crea un presupuesto para tus gastos mensuales para que así pueda identificar otras áreas donde puedes ahorrar.

Ten cuidado con los costos de cierre. Los costos de cierre incluyen los honorarios por los servicios y gastos necesarios para finalizar una hipoteca. Los costos de cierre de la hipoteca generalmente pueden ir del 2% al 5% del costo del préstamo, incluidos los impuestos a la propiedad, el seguro hipotecario, las tarifas de búsqueda de títulos y más. La forma más rentable de cubrir tus costos de cierre es pagarlos de tu bolsillo como un gasto único.

Vigila su deuda general. Una buena regla general es mantener tu nivel de deuda general en o por debajo del 36% de tu ingreso bruto mensual.

Piensa más allá del pago inicial. Considera reservar 1% a 2% del precio de compra de tu casa cada año para proyectos de mantenimiento. Si eso es demasiado, comienza con menos y continúa aumentando la reserva.

Fuentes: Realtor.com, Moneyunder30.com, confused.com.