Si cree que su escritorio de trabajo está limpio, piense de nuevo porque, a menos que se desinfecte regularmente, probablemente sea un semillero de gérmenes.

Si bien los gérmenes pueden ser demasiado pequeños para ser vistos a simple vista, pueden representar un riesgo importante para su salud. Si está enfermo, quédese en casa y evite el contacto con otras personas. Sin embargo, si quedarse en casa no es una opción, existen precauciones de salud que puede tomar, especialmente en un entorno de trabajo donde las cocinas, baños y salas de conferencias compartidas pueden acelerar la propagación de gérmenes desagradables.

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudar en gran medida a detener la propagación de gérmenes e infecciones dentro y fuera de la oficina.

GERMS

METRO CREATIVE CONNECTION

Dele un buen lavado a sus manos. Diríjase al baño y enjabone sus manos antes de comer, después de las reuniones de personal o un saludo de mano, después de tocar el escritorio o el teclado de otra persona, y cada vez que use  el baño. Pero un enjuague rápido con agua tibia no funcionará: debe frotar durante un mínimo de 20 segundos, en el dorso de las manos, palmas, dedos y debajo de las uñas.

       ¿Cómo debe lavarse las manos para prevenir el resfriado?

  • Primero, humedezca sus manos con agua. Luego agregue jabón.
  • Frótelas vigorosamente durante 20 segundos. Asegúrese de frotar las muñecas, entre los dedos y debajo de las uñas. Cuando tenga tiempo, use un cepillo de uñas, ya que los gérmenes a menudo se esconden debajo de las uñas.
  • Enjuague bien sus manos y séquelas con una toalla de papel limpia o un secador de aire.
  • Si está en un baño público, cierre la llave usando una toalla de papel. Intente abrir la puerta con el hombro o use otra toalla de papel para girar la perilla.

Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos con al menos 60 por ciento de alcohol hasta que pueda lavarse las manos adecuadamente. Para desinfectar adecuadamente sus manos, frote el desinfectante en todas las partes de sus manos hasta que se seque; no lo limpie de sus manos.

Evite el toque. Sus ojos, nariz y boca son tres puntos de acceso clave para gérmenes, así que mantenga las manos alejadas de la cara. Generalmente son las personas que se ponen las manos contaminadas cerca de la boca o la nariz las que transmiten la infección.

Evite los puntos calientes. Considere los artículos muy tocados en su oficina, tales como máquinas copiadoras, cafeteras, botones de elevadores. Muchas bacterias y virus pueden vivir en las superficies durante horas, si no más, así que trate de evitar el contacto con estos puntos calientes. Agarre la cafetera con un pañuelo o presione el botón del elevador con el codo. Y si eso no es posible, simplemente evite tocarse la cara después y lávese las manos lo antes posible.

Limpie la pantalla. Su teléfono inteligente, tableta, computadora portátil, teclado y ratón de computadora son zonas de gérmenes de alto riesgo. Muchos de sus dispositivos portátiles tienen 10 veces más bacterias que un asiento de inodoro. Limpie cuidadosamente todos los dispositivos con una toallita antibacteriana.

Otros puntos principales para gérmenes incluyen las perillas de las puertas, interruptores de luz, botones de máquinas expendedoras, microondas y refrigeradores en la sala de descanso.

Puede que no sea práctico limpiar cada superficie que toca, pero lavarse las manos y usar desinfectante para manos puede ayudarlo a mantenerse saludable y productivo.

Fuente: Deparetamento de Salud de Pensilvania, CDC, Everyday Health